Una tonta enamorada.

¿Y qué hago yo sin ti?
lunes, 18 de febrero de 2013
Aquí estoy, preparándolo todo para el instituto, es difícil... Porque voy a ir a un sitio en el que tú ya no estás, que no estarás más... ¿Y qué hago yo entonces sin tu sonrisa? ¿Sin tu forma de reír? ¿De esa manera que tienes de caminar y ser asdfghjklñ? ¿Eh? ¿Eeeeh? Pues nada. Y te voy a echar de menos como a nadie. Porque eres un tontito, pero un tontito bonito, y digo tontito para no decir GILIPOLLAS, que es básicamente lo que eres, así, sin más, pero eres MI GILIPOLLAS. Sé que tú no notarás ni me ausencia, pero tú es que hasta en mis sueños estás, no sabes como te echo de menos. Antes pensaba "Joder, que guay, al instituto a verlo sdfrtyuikfjkehgyuwio." Ahora pienso "Joder, a esa cárcel de glamuor, donde los odio a todos, donde no soporto a ninguno. No por favor..." Es que ya no tengo ni razones para ir y a aguantar a esos zoquetes, y es que todo lo que siento te lo digo en dos palabras:
Te amo.




Un sentimiento.. que me obliga a seguir.


Solo fue un instante.
sábado, 16 de febrero de 2013
Sólo fue un instante... Un instante en el que todo cambio, ese instante en que te vi. En el que eras tan perfectamente perfecto para mi que no quería nada más. Era amor a primera vista, pero del de verdad, no del falso superficial que hoy día todo el mundo siente. Eras distinto a los demás, eso me gusto, no sé el porque... Pero me encantaría pasar la eternidad a tu lado, los dos juntos, para siempre.




Un sentimiento.. que me obliga a seguir.


Soledad.
viernes, 15 de febrero de 2013
Lo puedo sentir por mis brazos, en mi estomago.. En el temblor de mis piernas. Tengo miedo, tengo miedo de no ser capaz, de no llegar a quererme jamás. Dejarme sola, no quiero estar con nadie, no quiero que nadie me hable, no quiero que sintáis lástima por mí... Solo quiero sentarme a llorar, llorar hasta quedarme sin lágrimas, y es que... A veces me pregunto... ¿Por qué duele tanto? ¿Por qué no puedo ser como las demás? No sé... No pido ser perfecta, pido ser normal. No me interesa ser una Barbie, pero si aceptada. Todos queremos ser aceptados en este mundo, estamos hechos para eso. Pero resulta que en esta sociedad si eres distinto a el resto estarás condenado hasta el fin de tus días, al menos que cambies y te conviertas como ellos. Duele, pero es la realidad.
Y es que nadie es perfecto, aunque la sociedad piense que sí. Eso me destroza por dentro. Me hace sentir sola, y que nadie nunca me va a querer, no importa, estoy acostumbrada a que me hagan daño.





Un sentimiento.. que me obliga a seguir.


El texto más bonito del mundo.
Erase un vez un escritor, que quiso escribir el texto más bonito del mundo. Un texto que, al ser leído, fuese capaz de extraer la bondad en el arrogante, la generosidad en el avaricioso, la honestidad en el embustero y... sobre todo, el amor en el indiferente... Su texto sería leído en cada casa, en cada esquina, en cada plaza o en cada parque. Se leería en periódicos y se escucharía en radios, y los muros de las ciudades aparecerían colmados de afiches con sus palabras. La gente comenzaría a leerlo por la simple llamada de la curiosidad y el morbo, pero poco a poco sus originales garabatos mezclados acabarían tomando sentido en la mente del lector, y poco a poco, como un virus, se instalaría en su corazón para que este y únicamente este, fuese capaz de repartirlo por todo el organismo.
Entonces la sensibilidad y la humildad crecerían en cada cuerpo cual enredadera, y aprenderíamos, como las plantas, a transformar todo nuestro CO2 acumulado en oxígeno, en definitiva.. aprenderíamos a respirar..
Y así lo hizo, y las ciudades se inundaron de cuartillas, y la gente acudía en masa para intentar no quedarse sin alguna de ellas. Algunos incluso, en su afán de que ese texto les pudiese cambiar la vida, se llevaban 3 o 4 cuartillas con el mismo texto, dejando a otros sin la posibilidad de tan siquiera leerlo..
Así que pasaron los días y las semanas, y la verdad es que nadie notó el cambio. Su texto no había funcionado.. El escritor, incrédulo, salió a pasear pensando que podría haber pasado. Se sentó en un banco apesadumbrado por su fracaso cuando, de repente, una joven de cabellos cobrizos se sentó a su lado.
- Disculpe buen hombre, ¿qué le ocurre? Parece usted decepcionado..
- Es inevitable muchachita, soy el autor del texto que todos ignoraron, y en esa tinta se escondía mi último gramo de esperanza en el despertar de la raza humana.. Desgraciadamente, fracasé..
- ¿Usted es el autor de ese texto que ha inundado la ciudad? Pues déjeme decirle una cosa. Usted no ha fracasado, simplemente ha cometido un grave error. Y es que para que un texto pueda ser realmente valorado, debe estar siempre firmado por su autor..

Desde entonces, muchos decidieron firmar su cuartilla y entregársela a la persona que creían adecuada.. En la cuartilla solo ponía: "Te quiero."




Un sentimiento.. que me obliga a seguir.


Algo que me hizo feliz.
jueves, 14 de febrero de 2013
Sé que es más fácil dejar de intentarlo así quizás ya no estaré mal… lo pienso, y pienso que lo podría intentar, pero si lo hago también tengo que olvidarle… Entonces es hay cuando me paro a pensar, y me digo ami misma que... ¿Por qué? ¿Por qué olvidar a alguien que un durante muchos meses me hizo feliz? ¿Porque olvidar esos momentos de risas y juegos contigo? Olvidarle sería una estupidez, porque aunque haya pasado todo esto yo aun siento lo mismo. Yo no digo que vaya a tener siempre este sentimiento, pero lo que si puedo decir es que nunca lo voy a olvidar.




Un sentimiento.. que me obliga a seguir.


Sonríele a la vida.
miércoles, 13 de febrero de 2013
La gente te dice que no te preocupes, que todo saldrá bien, pero eso es muy fácil decirlo, ¿Sabes? Las cosas nunca se arreglan solas. Que el tiempo no cura nada, simplemente hace que aprendas a vivir de la manera que te ha tocado. Que cada día que te levantas es un día más, y tendrías que estar agradecida por ello. Que las personas son una gran parte en tu vida, si no las valoras, nunca te sabrán valorar a ti  y que si las pierdes no conseguirás ser feliz. Pero... ¿Sabes qué? La vida es más fácil si la afrontas sonriendo.




Un sentimiento.. que me obliga a seguir.






// Él es lo más bonito que me paso.